Semanario En Marcha

Órgano oficial del Comité Central del Partido Comunista Marxista Leninista del Ecuador PCMLE

Portada del sitio > Por el camino de... > Jorge Tinoco comunista de sangre combatiente

Jorge Tinoco comunista de sangre combatiente

Martes 5 de octubre de 2010

Era el 5 de octubre de 1973 las calles de Guayaquil se convirtieron en el escenario para perseguir y asesinar al camarada Jorge Tinoco Moreno, quien después de enfrentarse a agentes de policía murió en el hospital de Guayaquil.

En aquellos años el Ecuador era gobernado por la dictadura militar de Rodríguez Lara que impulsaba una política de entreguismo al imperialismo yanqui y a las clases dominantes, a la vez había desarrollado una brutal represión contra los dirigentes populares, meses antes la dictadura militar se manchó las manos con la sangre de la maestra comunista Rosita Paredes. Para aquellos días los estudiantes organizados en la Federación de Estudiantes Secundarios del Ecuador (FESE) eran objeto de persecución por enarbolar sus bandera de lucha en defensa de los recursos naturales, contra las medidas económicas antipopulares y la agresión cultural de las potencias extranjeras.

Jorge Tinoco era un destacado estudiante del Colegio Nacional Nocturno “César Borja Lavayen” del cual llegó a ser presidente de la asociación de estudiantes. Por su liderazgo y consecuencia a los ideales de los estudiantes secundarios fue electo como presidente provincial de la FESE, cargo que lo desempeñó hasta el día de su muerte.

Siendo bastante joven ingresó a las filas de nuestro Partido en la ciudad de Guayaquil, su alta disciplina, su convicción revolucionaria y su intensa actividad política fueron cualidades que le permitieron formar parte del comité provincial del PCMLE.

Jorge dio especial interés a la vinculación con los trabajadores y los habitantes de los barrios suburbanos de su ciudad, como una de las medidas concretas para forjar la unidad de las clases y capas populares revolucionarias de nuestro pueblo. Combatió con ardor al revisionismo criollo, desenmascarando con fuerza su carácter contrarrevolucionario. En donde estuvo y actuó supo ganarse el aprecio y el cariño, porque se esforzó por educarlo políticamente, señalándole el camino de la revolución como la único vía que logrará terminar con la explotación de la oligarquía y del imperialismo.

A pese de estar perseguido intervino en los funerales de la camarada Rosita Paredes, un 11 de agosto de 1973, a nombre del Partido.

Jorge Tinoco cae en una emboscada dirigida por la Oficina de Seguridad Política al mando del torturador y asesino Coronel Oswaldo Navarro Félix. El 5 de octubre de 1973 las balas asesinas de la dictadura derraman la sangre del combatiente heroico.