Semanario En Marcha

Órgano oficial del Comité Central del Partido Comunista Marxista Leninista del Ecuador PCMLE

Portada del sitio > Por el camino de... > 30 años del asesinato de David Guevara LLerena

30 años del asesinato de David Guevara LLerena

5 de abril de 1984

Martes 3 de marzo de 2015

Apenas tenía 23 años de edad. Sus compañeros de trabajo lo recuerdan como un joven valiente, sus camaradas de partido resaltan su entrega y compromiso con la defensa de los derechos de los trabajadores y particularmente en la empresa en que trabajaba Oleaginosas del Ecuador, localizada en Santo Domingo de los Tzáchilas.

David fue parte del directorio de la FUOS de Pichincha, era obrero de una extractora de aceite muy importante en esa época, perteneciente a uno de los grupos más poderosos en el país; además en su empresa, como toda empresa capitalista, la explotación era inmisericorde, se pedía a los obreros alargar su jornada pero no se reconocía el valor de las horas extras de trabajo y por su puesto no eran pagadas.

El maltrato a los trabajadores fue constante, la prepotencia, el grito eran pan de cada día; a pesar de que estuvo vigente un contrato colectivo que amparaba los derechos de los trabajadores no se cumplió por parte de la patronal. Estos fueron motivos suficientes para que los obreros decidieran organizarse y luchar contra sus opresores, desarrollaron todos los trámites y denuncias previstas por la legalidad burguesa y no hubo ninguna respuesta por los patronos. Después de la perseverancia se arrancó una notificación desde el Ministerio de Trabajo hacia Oleaginosas del Ecuador, David fue quien llevó la notificación a la empresa, pero cuando intentó ingresar la guardia privada que prestaba servicios de seguridad a la empresa impidió su ingreso, un guardia lo amenazó y después le disparó, de inmediato fue llevado por sus compañeros al Hospital de Santo Domingo, pero la bala asesina puso fin a su existencia, cegó la vida de un joven comunista que a temprana edad abrazó la bandera roja de la libertad y se organizó a la luz del marxismo leninismo.

Su muerte no hizo retroceder a sus compañeros, por el contrario fue motivo de fortalecimiento del movimiento sindical, le rindieron homenaje a su memoria y continuaron luchando por sus pedidos iniciales, además incluyeron la exigencia de justicia y cárcel para su asesino. Se presume que los dueños de Oleaginosas del Ecuador escondieron en algún lugar del país al causante de la muerte de nuestro camarada y como siempre la impunidad se hizo presente para encubrir a los que viven y se enriquecen del trabajo ajeno.

David Guevara, tu ejemplo de lucha está escrito con sangre roja en la historia de la clase obrera del Ecuador, con tu ejemplo seguimos luchando para ponerle fin a la explotación del hombre por el hombre y construir una sociedad socialista donde el trabajo dignifique al ser humano.