Semanario En Marcha

Órgano oficial del Comité Central del Partido Comunista Marxista Leninista del Ecuador PCMLE

Portada del sitio > País > El correísmo necesita FFAA “leales”

El correísmo necesita FFAA “leales”

Miércoles 15 de marzo de 2017

Prácticamente todos los cambios en la cúpula de las Fuerzas Armadas ecuatorianas se han debido a desaveniencias entre los oficiales y las decisiones del régimen.

En algo más de un año, 17 altos mandos militares han debido dejar sus funciones por decisión del Presidente Correa. La última es la salida del General de Ejército Luis Castro que hizo críticas al proceso electoral.

Según el ministro de Defensa este cambio se debe a que es necesario mantener la disciplina en las Fuerzas Armadas, pero lo cierto es que al momento actual el correísmo requiere contar con un grupo de oficiales “leales”, que le permitan concretar sus acciones en términos de sostenerse en el poder mediante la manipulación del proceso electoral.

Lo que pretende el régimen es tener en esa institución a un grupo de oficiales de las tres ramas alineados con sus posiciones y decisiones políticas. Esto se ha podido observar desde el momento mismo de la posesión presidencial en el 2007 cuando toda la cúpula militar fue removida e inició una serie de pugnas a lo interno.

Según la ley, los integrantes del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas deberán ejercer sus funciones por dos años, pero en el correísmo han sido puestos a disponibilidad cada vez que alguno de ellos se pronunció sobre algún hecho que les afectaba. Es el caso por ejemplo de la molestia generalizada en las Fuerzas Armadas a raíz de los cambios en el ISSFA, o la incursión colombiana a territorio ecuatoriano para asesinar a Raul Reyes, alto mando de las FARC y un largo etcétera que puso en evidencia las tensiones entre el régimen y los oficiales militares.

El correísmo ha sido muy constante y exigente al esperar total sumisión de las Fuerzas Armadas a sus decisiones, quien, aún siendo cercano como fue el caso del general Castro, asume posiciones cuestionadoras, inmediatamente es puesto a disponibilidad. Es así que son decenas de generales de todas la ramas que han debido salir de la institución en razón de la conveniencia del correísmo.

El resultado de ello es que las Fuerzas Armadas viven en una inestabilidad constante, con cambios de mando frecuente.

El autoritarismo que Rafael Correa expresa en sus cotidianidad frente a la población, también se concreta frente a los mandos militares, con las consecuencias de inestabilidad e intranquilidad que esto conlleva al interior de esa institución.

Las Fuerzas Armadas también constan entre las víctimas de las políticas correístas.