Semanario En Marcha

Órgano oficial del Comité Central del Partido Comunista Marxista Leninista del Ecuador PCMLE

Portada del sitio > Formación > Repasando a > Este año se conmemora el centenario de la...

Este año se conmemora el centenario de la...

Martes 16 de mayo de 2017

Este año se conmemora el centenario de la gesta victoriosa más importante del proletariado y la clase obrera a nivel mundial, el triunfo de la Revolución de Octubre en Rusia, en 1917. Sin lugar a duda este hecho marcó la historia de la humanidad de la última centuria. Por encima de la revolución inglesa en el siglo XVII, de la independencia americana en el siglo XVIII y la propia revolución francesa de 1789, la revolución bolchevique ha dejado un sello difícil de borrar, sus enseñanzas y en especial sus conquistas marcan hasta hoy el devenir de varios de los conflictos políticos y sociales más importantes de la humanidad.
El año de 1917 aparece en el calendario como el nacimiento de una nueva época, la del imperialismo y las revoluciones proletarias, pues, desde que el proletariado de Rusia conquistó el poder, la cadena de dominación imperialista quedó mellada, las condiciones objetivas para el desarrollo de la lucha revolucionaria de la clase obrera y los pueblos y para el triunfo de la revolución social del proletariado existen.
La Revolución Socialista de Octubre llevó al proletariado ruso a conquistar el poder mediante la insurrección armada, que derrocó a la burguesía y lo remplazó por la dictadura del proletariado que asumió la forma de gobierno de los Soviets. Esto fue posible por la acción de miles de hombres y mujeres, de obreros y campesinos que dirigidos por el partido bolchevique asaltaron la fortaleza de Pedro y Pablo, así como el Palacio de Invierno, derrocaron el gobierno provisional de Kerensiki, dando inició a la guerra civil que luego de seis años derrotaría a la burguesía y al intervencionismo de las potencias imperialistas, instaurando plenamente el poder soviético.
La acción revolucionaria de las masas trabajadoras no se desenvolvió de manera espontánea. Como nos recuerda Pablo Miranda, en la Revista Política No. 23, “fue resultado de la labor política y organizativa del partido revolucionario del proletariado, del papel decisivo de los cuadros bolcheviques que se involucraron abnegadamente en la propaganda, la agitación y sobre todo en la acción, en la lucha, en todos sus niveles.”
El partido del proletariado integró en su labor cotidiana tanto la lucha reivindicativa de los trabajadores, la confrontación ideológica contra el oportunismo, la elaboración de la política revolucionaria y el periódico del partido. Estas labores sólo podían ser empujadas por una organización disciplinada, centralizada que cuente con una sola línea política y una única dirección. Estas características dotaron al partido bolchevique de la fortaleza ideológica, de la claridad política y la fuerza organizativa para cumplir con el rol de vanguardia revolucionaria, de organización de clase que asegure el triunfo.
Fue la organización del partido la que se involucró con audacia en los cuarteles agitando las banderas de la paz y denunciando el carácter rapaz de la I Guerra Mundial, así como agitó en las ciudades y el campo la consiga de “Todo el poder a los soviets”; fueron los comunistas los que constituyeron y dirigieron el Ejército Rojo y derrotaron al Ejército reaccionario del zarismo los y ejércitos extranjeros (EEUU, Japón, Francia, Inglaterra) que apoyaron la intervención aliada en Rusia desde 1918 hasta 1923 cuando el enclave de las Fuerzas Blancas (distrito Ayano Maysky) en la costa del Pacífico capituló.
Solo un pueblo dirigido por un partido consecuente con los intereses de las clases y capas oprimidas por el capital pudo haber enfrentado la hambruna, el boicot, el intervencionismo militar. Solo la fuerza de los obreros y campesinos convencidos de la justeza de transformar la sociedad pudo dar curso al sueño del socialismo.
Es indudable que la historia de la Revolución Rusa es la historia del proletariado que conquistó el cielo por asalto e inició la construcción del Socialismo, es la historia del Partido bolchevique dirigido por Lenin y Stalin en la construcción de la nueva sociedad.
La Revolución de Octubre significó el surgimiento de un nuevo tipo de sociedad, de democracia, de cultura. Desde su triunfo la sociedad capitalista nunca será lo que fue; los obreros, los proletarios asumimos nuestra condición de sujetos históricos que luchamos por la transformación social.