Semanario En Marcha

Órgano oficial del Comité Central del Partido Comunista Marxista Leninista del Ecuador PCMLE

Portada del sitio > Formación > Construcción del partido > Valerosa mujer comunista

Valerosa mujer comunista

Miércoles 30 de agosto de 2017

En la tarde del 22 de agosto, una sentida pérdida sufrió la izquierda revolucionaria y los moradores de los sectores populares al conocer de la temprana partida de Myriam Manobanda presidenta de la Federación de Barrios de Quito.
Trabajando por la revolución y el socialismo, aportando con sus ideas, defendiéndolas y planificando ejecutarlas con sus camaradas fue como terminó su vida por un fulminante infarto al corazón.
Proveniente de una humilde familia del sur de Quito, desde su juventud abrazó la bandera roja de la clase obrera y militó en el Partido Comunista Marxista Leninista del Ecuador del que llegó a ser parte de una dirección intermedia, porque sintió en carne propia la explotación del sistema capitalista, comprendió la necesidad de luchar para poner fin a las injusticias, terminar con la pobreza y la miseria que ella conoció de cerca. Vinculó su intensa actividad política con su familia, pero siempre destacándose como camarada, mujer solidaria, compañera, lidereza, amiga, etc. 
Los principales esfuerzos de su vida revolucionaria los desarrolló en su lucha por la unidad y organización de los sectores barriales, fue presidenta de su barrio, la ciudadela Tarqui. Candidata a la Asamblea Nacional por el Movimiento Popular Democrático y luego por Unidad Popular, defendió los derechos de las mujeres participando activamente con Mujeres por el Cambio. En la clase obrera por su relación laboral comprendió la problemática de los trabajadores y contribuyó con la labor de la central sindical. Su relación con las masas le hizo acreedora a la admiración y consideración de grandes sectores populares, y el respeto de los opresores.
Myriam sigue aquí, con sus ojos que miraron siempre al futuro de libertades, su boca que gritó rebeldía en contra de los enemigos de clase, sus oídos que escucharon siempre las necesidades de los sectores de masa donde desarrolló su actividad política, sus manos que escribieron planes y propuestas para darle victorias a los sectores sociales, su inteligencia que contribuyó a diseñar las tácticas para arrancarle derechos a la burguesía, su corazón rojo como la sangre de la clase obrera que lucha a diario por su liberación y como las banderas rojas del PCMLE que se inclinaron para rendirle un justo homenaje.
La solidaridad llegó desde movimientos y partidos políticos, organizaciones sociales, populares, asambleístas, concejales, prefectos, viceprefectos, juntas parroquiales, barrios populares de Quito y el país, intelectuales, periodistas, etc. La trascendencia de su labor política hizo que el Concejo Metropolitano de Quito en su memoria rinda un minuto de silencio y el alcalde Rodas haga llegar sus condolencias. 
Las notas de pesar sobrepasaron las fronteras ecuatorianas, el Partido Comunista del Trabajo de República Dominicana envío sus condolencias, la Federación de Barrios de Brasil por medio de un video hizo conocer de la realizaron de un homenaje. La Confederación Campesina del Perú, y otras organizaciones se solidarizaron con la lamentable pérdida para los comunistas de Ecuador.
Fue una mujer que peleó muchas batallas alcanzando triunfos para los de abajo, ésta la perdió contra la muerte, pero sus camaradas continuaremos con su valioso ejemplo, porque Myriam es vida y estará presente en cada lucha y acción por la revolución y el socialismo.
Honor y Gloria para Myriam Manobanda

   
En la sesión solemne por los 65 años de aniversario de la Federación de Barrios de Quito que Myriam preparaba con sus compañeros para el 26 de agosto, rindieron un justo homenaje en honor a su memoria. Con la presencia de ex presidentes de la FBQ, representantes de 36 barrios miembros y varios invitados fraternos, con sus familiares, amigos y los vecinos con los que luchó a diario, después de emotivas intervenciones que reconocieron la labor por ella desarrollada, tomaron la decisión unánime de nombrarla como eterna presidenta de los barrios de Quito, por su consecuencia y entrega para alcanzar mejoras para los barrios populares. El compromiso de los asistentes para rendirle tributo fue el de fortalecer la federación de barrios y seguir su ejemplo de lucha y convicción por el triunfo de la revolución y el socialismo.