Semanario En Marcha

Órgano oficial del Comité Central del Partido Comunista Marxista Leninista del Ecuador PCMLE

Portada del sitio > País > El correísmo retrocede ante universidades públicas

El correísmo retrocede ante universidades públicas

Martes 12 de septiembre de 2017

De última hora, la bancada oficialista retrocede en sus intenciones de reducir el presupuesto universitario en USD 229 millones de dólares, ya que estaba previsto bajarlo a USD 1.192 millones para los cuatro meses que restan del ejercicio 2017.

La crisis económica generada por el correísmo en casi una década de revolución ciudadana llegaría a las Instituciones de Educación Superior (IES), con una disminución de las rentas en el Presupuesto General del Estado (PGE), aprobado el 31 de agosto por la Asamblea Nacional.

El cambio en la decisión oficialista de afectar a las IES se produce por el rechazo de los gremios universitarios de estudiantes, docentes, empleados y trabajadores, recogido por los rectores de la mayoría de universidades públicas que el 5 de septiembre se convocaron a un encuentro en la Universidad de Milagro donde analizaron la preforma presupuestaria presentada por el Ministerio de Finanzas, en la que constaba el recorte.

En la Comisión de Educación fueron recibidos por su Presidente, quien estuvo “limitadito” de palabras, sin una explicación convincente ante la demanda de respuestas de los rectores. No es justo el trato dado a las universidades públicas, ya que según Andrés Quishpe, presidente nacional de la FEUE, se derrocharon millones de dólares por parte de entidades como el CES y Ceaaces, que de un presupuesto de USD 623 mil 377 dólares en el 2011, lograron USD 7 millones 501 mil 691 dólares en 2012 y USD 13 millones 092 mil 062 dólares para el 2013, incremento significativo que no fue casual y coincidió con las intervenciones iniciadas en 2012 a las universidades, a pretexto de mejorar su institucionalidad.

Otro ejemplo del despilfarro fue el cuantioso presupuesto inicial de USD 1164 millones de dólares otorgado a las cuatro universidades emblemáticas para el correísmo, que a la final resultaron un fiasco, ya que contaban con apenas 1238 estudiantes, en tanto que se descuidaba el mejoramiento de las 28 universidades públicas existentes con nada menos que 250 mil estudiantes.

Una de las resoluciones de las autoridades universitarias fue emitir un pronunciamiento definitivo una vez que se reunieran con el Ministro de Finanzas. Una de las sugerencias de éste fue que podrían aplicar a un préstamo por 50 millones en el Banco de Desarrollo, repudiada debido a que ni siquiera están pidiendo un incremento sino que se les entregue lo establecido por la ley.
La eliminación del reajuste por parte de la Asamblea deja ver el temor del correísmo ante la posición expectante de la comunidad universitaria: docentes, estudiantes, empleados y trabajadores, dispuesta a movilizarse en la defensa de la universidad ecuatoriana.